El SOTE escribe su propia historia: 5.000 millones de barriles y desarrollo para el Ecuador

Con el trabajo comprometido, honesto, sacrificado y eficiente del personal que opera el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), durante las 24 horas, los 365 días del año, hoy, 26 de abril, la Empresa Pública Petroecuador celebra un hito dentro de la industria hidrocarburífera, al transportar 5.000 millones de barriles de crudo a través del SOTE, los cuales se han transformado en bienestar y desarrollo para el Ecuador. 

Son 46 años de testimonio histórico, del esfuerzo de técnicos ecuatorianos, cuyo trabajo ha permitido transportar de manera incesante el oro negro. Durante este tiempo el SOTE se convirtió en el motor de la economía del país, al transportar el petróleo que se extrae en la zona oriental del país hasta el Terminal Marítimo de Balao para su exportación y entrega a los tres centros refinadores con que  cuenta el País. 

El 26 de junio de 1972 iniciaron las operaciones del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano, SOTE, aquel día se transportó el primer barril de petróleo amazónico, atravesó los Andes y llegó a Balao, junto al Océano Pacífico y de ahí a lejanos destinos en todo el mundo.  Este primer barril llevó consigo las esperanzas de los ecuatorianos en obtener una vida mejor. Empezaba una nueva era; la petrolera. Desde ese momento,  la educación, salud, vialidad, y demás obras públicas mejoraron la calidad de vida de todo el Ecuador. 

El SOTE se ha convertido en una de las infraestructuras públicas más importantes del país, tiene una capacidad de transporte de 360 mil barriles por día a través de los 497,7 kilómetros que se extienden por las tres regiones del país, Amazonía, Sierra y Costa. Cuenta con seis estaciones de bombeo y cuatro estaciones reductoras de presión.

La importancia del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano radica en que transporta el crudo producido en 24 de los 30 bloques hidrocarburíferos productivos de la Región Amazónica, lo que representa el 70% del petróleo extraído en el país.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *